Beneficios de ver a un médico de medicina interna

La medicina interna es un campo de la medicina que se centra en el tratamiento de adultos. Los médicos de medicina interna o los internistas diagnostican, tratan e incluso previenen enfermedades que afectan a todos los adultos, desde la atención a corto plazo hasta las enfermedades crónicas. La mayoría de los médicos de medicina interna se subespecializan en un sistema o enfermedad. Por ejemplo, un cardiólogo se especializa en problemas relacionados con el corazón, mientras que un endocrinólogo se centra en cuestiones relacionadas con las glándulas y las hormonas. Esta formación específica les permite proporcionar un tratamiento y orientación precisos para los pacientes.

Beneficios de ver a un internista

Un internista general puede tratar una serie de enfermedades, pero los internistas con una subespecialidad se centran en enfermedades específicas. Están altamente capacitados para centrarse en cuestiones relacionadas con un sistema de órganos o un conjunto de enfermedades. Los internistas también pueden proporcionar atención preventiva, desde exámenes de detección del cáncer hasta mamografías, y están calificados para ayudar a los pacientes a establecer rutinas regulares.

Los internistas son excelentes para comunicarse entre sí, dando a los pacientes todo el apoyo que necesitan. Ayudan a que las derivaciones y las transferencias hospitalarias se vuelvan perfectas.

Dependiendo de la subespecialidad del internista, un paciente bien podría comenzar a ver a un internista cuando cumplen 18 años, y permanecer con el mismo internista durante décadas. Esto permite al paciente desarrollar una relación de confianza y fiabilidad con su médico.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *